William Ellsworth Robinson fue un mago norteamericano, que nació el 2 de abril de 1861 en New York y que en sus comienzos se hacía llamar “Robinson, el mago misterioso”.
Sin embargo, con sus trucos y popularidad no destacó hasta que, al ver el éxito y misticismo de un mago chino llamado Chung Ling Foo, que desafió a otros magos para que igualasen su increíble aparición de jarrones, ofreciendo la gran suma de 100 dólares. Robinson quiso tomar el reto, pero al darse cuenta que este desafío era solo un truco publicitario, decidió irse a Europa para renovar por completo su show y cambiar totalmente su aspecto, adoptando el nombre de Chung Ling Soo, montando un colosal espectáculo de magia oriental con gran éxito en Londres. Su secreto sólo lo sabían su familia y sus amigos, por lo que incluso no hablaba palabra alguna en el escenario y se hacía acompañar por falsos interpretes para dirigirse a la prensa.
chung

Pero la noche del 23 de marzo de 1918, en un repleto Wood Green Empire Theater de Londres, hubo un grave error durante la ejecución del truco más peligroso de todos, la bala atrapada.

chung-ling-soo

El truco consistía en lo siguiente: su mujer daba a examinar las balas a los espectadores y ellos las marcaban para que quedaran completamente identificadas. Cuando ella volvía hacia el escenario, muy discretamente las cambiaba por otras y entregaba las marcadas a su marido. Los mosquetes estaban preparados de forma que las balas nunca saliesen del cañón. Se escuchaba una explosión y se veía un flash de luz, momento que aprovechaba Soo para dejar caer las balas en el plato. La ilusión era completa. Esa noche la esposa de Chung Ling Soo entregó al espectador las balas para que las examinara y marcara, luego, dos asistentes voluntarios -uno cargó y otro disparó- dispararon contra el mago que sostenía un plato a la altura del pecho. El plato salió volando por el aire y la desafiante expresión de Chung se transformó en una mueca de dolor mientras caía al suelo. “Oh my God. Something’s happened. Lower the curtain.” (-¡Oh Dios Mío!, ¡algo ha ocurrido!, ¡bajen la cortina!-) fue la primera y última vez que Soo, habló en inglés en público luego de cambiar de aspecto. Finalmente, falleció en plena madrugada del 24 de marzo de 1918.
Tal vez está sea una de las historias más contadas cuando se hable de magia.

chung2