«Si quieren aprender magia, entren a una escuela que los critiquen. Déjense educar, pero por alguien,  no por un video».

Es viernes. En el ambiente puede percibirse que se está jugando un partido de fútbol importante. Hay colombianos en el local que sufren por cada tiro que se va lejos del arco rival. «¡Vamos, carajo, que le ganaremos a Brasil!», grita uno de los hinchas.

En el fondo hay una mesa. José se alista para sentarse, sin antes sacar una grabadora de audio que tenía en uno de los bolsillos de su chaqueta. «También grabaré la entrevista para que después no puedas cuentear», amenaza.

Luego de unos minutos, a la mesa llegan dos vasos con cerveza en su interior: es el momento apropiado para comenzar la entrevista que tanto fue aplazada.

José Pizarro es un joven de 29 años. Contador de profesión. Trabaja en una empresa que presta servicios de asesorías gerenciales. Confiesa que tiene más de 500 DVD de magia en su casa. Hace nueve meses que toma clases en el Círculo Mágico Artístico (Cimart) y aún no tiene un nombre artístico que lo identifique. ‘Está en preparación’, comenta.

¿Cómo empezaste con la magia?

2Hace cinco años o más, no recuerdo muy bien. No es lo típico que dicen ‘cuando chico me regalaron un set de magia’, ‘vi a un mago en la tele y me gustó’ o algunos que dicen ‘vi a David Copperfield en la tele y quise ser mago’, no les creo. Siento que eso lo dicen solo para aparentar como mago, como diciendo que desde niños son magos. Yo conocí la magia hace no más de cinco años en una discoteque, en donde había un mago. Él hizo desaparecer un cigarro y ahí quedé enganchado. Quedé intrigado sobre cómo hizo desaparecer el cigarro. Yo quise saber cómo lo había hecho. Además, hizo una ambiciosa con cartas (Antes no sabía que se llamaba así, pero ahora gracias a las clases lo sé). Solo quería descubrir el secreto, no porque yo lo quería hacer. Simplemente quería saber cómo se hacía.

¿Sirve tener DVD de magia para aprender?

No. Ahora me doy cuente de que no sirven, ahora que estoy en la escuela (Cimart). En los DVD no tienes crítica. Haces el juego tal cual sale en el video: el tipo te dice esto es así. Tampoco te dicen de dónde vienen los pases. Puede que el DVD haya salido este año, pero sus pases son muy antiguos, sin embargo, te lo venden como un pase nuevo.

¿Para qué es necesario saber el autor de un pase determinado?

Para tenerlo como información y conocimiento, porque si quieres ser un mago, un mago real como se enseña en la escuela, tienes que tener el respaldo de quién lo hizo y cómo lo hizo. Eso sirve para que no te des la atribución. Para no decir que este pase ‘se me ocurrió en la playa’. Esto ayuda a que seas un sabio de la magia, no solo un tipo que hace trucos.

¿Qué puedes aplicar de la magia a tu rutina de trabajo?

El análisis. Yo soy analista de cuentas de contabilidad y ahí te enseñan a analizar cosas. Por ejemplo, en comparación con la magia: analizar un juego, darle vueltas y vueltas. En la contabilidad hay que analizar cuentas, buscar  por qué apareció este monto por acá, quién lo hizo, cómo se hizo, en qué fecha. Con la magia es casi lo mismo.

Los que se inician en la magia hoy, ¿crees que la analizan y/o estudian?

Se dedican a saber trucos. Yo empecé así y creo que la mayoría se inicia así. Comienzan a bajar DVD de magia. No creo que yo sea el único que tenga 500 discos de magia (Ríe).

1010673_672224019508986_1506033951_n¿Se te hace difícil practicar magia?

Practicar magia no… lo que es difícil es hacer magia. Para practicar te haces el tiempo, conoces el juego, los pases, el diálogo, etc. Pero cuando le tienes que hacer la magia o el juego completo a una persona externa a ti, porque cuando uno practica lo hace solo, es donde aparece lo difícil. Antes se me hacía difícil presentar los juegos, pero ahora que estoy en la escuela se me ha hecho más fácil, pues donde el profesor te obliga a presentar adelante los juego, donde te ganas los ‘pésimos’, te crea otro ambiente.

¿Un mago siempre tiene que estar preparado?

Sí, siempre tiene que ser así. Inconscientemente tu sales a hacer magia, si vas a una fiesta con amigos. Aunque no necesariamente debes estar preparado, porque si eres un mago ya avanzado podrías hacer magia con cualquier cosa: con un vaso, una servilleta, con la que podrías hacer un papel roto y recompuesto.

¿Algún mago que te llame la atención su estilo para hacer magia?

Alguno en especial en que diga ‘quiero ser como él’, no. Pero me llaman la atención los más antiguos. Puede ser Bill Malone. Él es chistoso para hacer magia, pero tiene técnica, además, hace varios juegos con cartas, aparte que a mí me gustan las cartas.

¿Cómo llegaste a Cimart?

Buscando lo más económico. Yo trabajé un tiempo en Vitacura y encontré una escuela de magia cerca de ahí. Cobraban $160.000 mensuales, con cuatro clases al mes. Igual te vendían la pomá en la página:  al primer mes decía que eras principiante, al segundo mes un poco más de principiante, al tercer mes más y así subía el valor de la mensualidad igual: $160.000, $180.000, $230.000, algo así. Después fui a otra escuela y cobraban $50.000 mensuales, dos clases al mes. A Cimart también llegué por los videos que tienen en YouTube, especialmente los de asados.

¿Qué te pareció el primer día de clases?

Puta, el profe me pegó el palo enseguida (ríe). Según el profe, yo iba a estar colgado las dos primeras semanas… mentira. Como justo ese día vimos tipos de mezclas con cartas no fue tanto. Me parecieron bien las clases o si no ya me hubiera ido ya.

¿Y los alumnos que entraron contigo?

Ahora no están los alumnos que entraron conmigo, se fueron varios… con el tiempo uno va viendo que no sabían mucho de magia. Hay cabros que hacen magia, o creen que hacen magia, pero están un mes, dos meses y se van, porque la escuela igual es complicada para el que no sabe tanto de magia. Yo no me considero un experto, pero entré sabiendo algo.

 Ruthguiller Dumont…

Es buena onda el profe.. es pesado, pero simpático. Su pesadez es para que vayas aprendiendo bien las cosas que enseña. Si aprendes mal o a tu pinta, no te compra el profe. Es un excelente profesor, sabe mucho. Espero que siga enseñando como lo ha hecho hasta ahora.

¿Cómo crees está la magia y magos en Chile?

¿Qué magos? (Ríe). La magia existe. La magia al final no es para los magos, es para la gente. En la escuela se trata de inculcar eso sobre la magia. Los magos que se ven en la tele muestran magia, ya que la gente lo que ve es magia. Ese es un punto. Si la gente ve a un humorista/mago y si este se presenta como mago, la gente dirá ‘este es mago’. El público general no diferencia si hace buena o mala magia. Si la gente se ilusiona está bien. La crítica podría ser desde el punto de vista del mago hacia el mago: estos no hacen bien un pase o algo parecido, no es buena magia.

¿Últimas palabras?

¡Salud!